Comprar una poesía

Comprar una poesía no es solo pagarla

Cada vez son más las personas que recurren a la compra de poemas cuando quieren regalar unos versos a alguien especial. Puede parecer extraño, casi una especie de “fraude”, encargar la creación de cualquier texto que hable sobre los sentimientos que tenemos acerca de otra persona. Nada más lejos de la realidad. Una poesía no es más que el papel en el que envolver todos esos pensamientos y sentimientos que guardamos en nuestro interior. Pero lo que realmente importa, como en cualquier regalo, no es el envoltorio, si no el contenido, y lo que cualquier poema contiene no es otra cosa que una gran declaración de miedos, sueños, amor, intenciones, agradecimientos o ilusiones.

Cuando regalamos un anillo, o un ramo de flores, estamos enviando un mensaje: “pienso en ti”, “me importas”, “te quiero” o simplemente “gracias”.

Con un poema hacemos lo mismo, pero podemos ir mucho más lejos. La poesía nos permite profundizar en esos mensajes: explicar vivencias que nunca murieron, desear futuros juntos, recordar pasados que no acabaron, agradecer momentos eternos, en definitiva, no solo decir “te quiero y me importas”, si no decir “por qué te quiero y por qué me importas”.

Siendo así, nosotros jamás podríamos escribir ninguna poesía, ningún discurso, en definitiva ningún tipo de texto, si alguien no nos cargara previamente de sentimientos. En Letras A Medida no inventamos poemas, lo que hacemos es convertir tus sentimientos en composiciones poéticas. Si sabes lo que sientes, lo transformaremos en palabras, pero si no lo sabes, no nos lo inventaremos por ti, porque eso sí sería un fraude emocional.

Como ves, comprar, o por lo menos comprarnos, un poema, no es solo hacer un pago. Si quieres comprar una poesía para alguien, primero deberás darnos tus sentimientos, solo después de eso, aceptaremos tu dinero.

¿Quieres ver nuestros precios y saber cómo trabajamos?

Quiero saber más

Comprar una poesía no es solo pagarla

5 películas sobre bodas que no debes perderte

Bodas: Las películas imprescindibles

Las bodas, ese momento tan importante en la vida de tantas y tantas personas, también han tenido siempre un lugar reservado en el mundo del cine. Hoy hemos decido hacerte una propuesta de las que, según nuestro criterio, son las imprescindibles. Seguro que nos dejamos muchísimas, pero por lo menos esperamos que te guste nuestra pequeña selección:

1.- Mamma Mia. Está basada en el musical de ABBA. Cuenta la historia de una joven que ha crecido en una pequeña isla griega, y que ha sido educada por su rebelde, moderna y poco convencional madre (Meryl Streep), quien nunca ha querido revelarle la identidad de su padre. Cuando parece que la joven está a punto de saberlo, aparecen tres posibles candidatos, todos ellos con sus virtudes y defectos, con sus encantos y desencantos. ¿Quién será el padre? Sin duda, una de las más divertidas películas con temática “boda” que hemos visto nunca, desde luego no le faltan ingredientes: amor, humor, música, enredos y enormes interpretaciones.

2. La boda de mi mejor amiga. Annie es una treintañera soltera con una vida sentimental algo pobre. Un día, Lilliam, su mejor amiga, le pide que sea su dama de honor. Aunque nunca ha ejercido esa función, pone todo su empeño en hacerlo lo mejor posible, aunque no siempre con éxito. A las dificultades propias de su falta de experiencia en este papel, se suma que otra amiga de la novia está dispuesta a hacer lo que sea para arrebatarle el papel de dama de honor. Se trata de otra comedia divertida llena de situaciones comprometidas gracias a una novia estresada, demasiadas damas de honor y muy poca idea de protocolo.

3. Novia a la fuga.  Ike, el redactor de un periódico de Nueva York decide aislarse en su refugio favorito para huir del estrés y encontrar inspiración para escribir. Allí se entera del curioso caso de Maggie, una joven que vive en una zona rural de Maryland, a la que le encantan los compromisos matrimoniales, pero a la que le horroriza el simple hecho de pensar en el matrimonio. Intrigado, Ike decide escribir una columna sobre el caso de Maggie. Lo que no había tenido en cuenta es el enorme enfado que su artículo provocará en ella y la sucesión de enredos que se desencadenarán. Otra divertida película con mucho amor y muchos enredos.

4. Cuatro bodas y un funeral. Ganó varios premios y Oscar de la Academia. Durante la película se ve a un mismo grupo de amigos asistiendo a distintas bodas. En la primera de ellas, Charles, un atractivo hombre en edad de haberse casado ya, conoce a Carrie, una de las invitadas, de quien se enamora inmediatamente. Tras pasar la noche juntos se despiden y no vuelven a verse…hasta la siguiente boda, a la que Carrie asiste acompañada de su pareja. Sin duda, un verdadero clásico de este género. La hemos puesto en cuarto lugar, pero por calidad, tal vez podría ser la primera.

5. Guerra de novias. Emma (Anne Hathaway) y Liv (Kate Hudson) siempre han sido íntimas amigas. Desde siempre han soñado y se han imaginado como sería el gran día de su boda. Lo que ni de lejos habían llegado a pensar es que sus bodas serían organizadas el mismo fin de semana. Cuando cada una se entera de los planes de la otra, se inicia una feroz competición entre ambas para ver quien consigue la reserva del mejor y más soñado escenario para sus bodas, el lujoso Hotel Plaza.

Discursos para bodas

Discursos para bodas

Todo el mundo ha ido o irá a alguna boda, al menos una vez en su vida. Así que todo el mundo ha pasado o pasará por el dilema de qué comprar a lxs novioxs sin necesidad de gastar mucho dinero, pero consiguiendo que su regalo no sea uno más entre la multitud.

Algo tan sencillo como un discurso puede ser la mejor opción, ya sea como complemento de otro regalo, digamos material, o dependiendo del presupuesto de cada unx, como regalo único.

Según nuestra propia experiencia, dedicar un discurso, en el día de su boda, a esas personas que tanto quieres, es una experiencia difícil de olvidar, tanto para la persona que lo da como para quienes lo reciben.

Regalar un discurso es regalar un recuerdo para toda la vida, un memorando de vivencias en tiempo real, una colección de confesiones que nunca te atreviste a hacer. Regalar un discurso es la manera más directa, sincera y sorprendente de decirles a lxs novixs lo importante que son para ti.

Cuéntanos tanto como puedas sobre ellos: experiencias, sueños, anécdotas…y nosotrxs nos encargaremos del resto.

Quiero saber más

Discurso para bodas